Como evitar el marketing de contenidos tramposo

Como evitar el marketing de contenidos tramposo
Si tú, como yo, consideras que el tiempo es un bien escaso pero alguna vez has perdido horas saltando de una web a otra atraíd@ por seductores titulares, aquí te cuento mi experiencia y te dejo mi lista personal para sobrevivir al marketing de contenidos tramposo.

Estaba aburrida deslizando el dedo sobre la pantalla del teléfono haciendo pasar los titulares que iba encontrando de arriba a abajo. De entre todos ellos paré solo sobre uno. Uno que decía algo así como “Una mujer hace yoga y descubre que la están grabando.” Por curiosidad, porque estoy hecha una golismera, clické. Vi el video íntegramente esperando, minuto tras minuto, que pasara algo. Hay que reconocer que la chica era pura perfección moviéndose pero con ese titular lo que una espera es que la chica se enfade y empiece a despotricar, que se vuelva loca y termine insultando a toda la playa…Esperas que pase algo pero no sucedió NADA. Lo único que pasó mientras veía a esa chica de goma fue que me di cuenta de lo oxidada que estoy yo.
Así que me sentí estafada. Había caído en un atrayente titular redactado bajo los tips del marketing de contenidos que todos en la profesión conocemos.

“Somos publicistas, pero también somos consumidores”. Mi jefe dijo acertadamente un día.

El marketing de contenidos nace para aportar valor al usuario ofreciéndole publicaciones útiles (¡y nos encanta!), pero a veces se utilizan diferentes recursos para conseguir que el usuario clicke y que este genere simplemente tráfico. Es el click por el click. Es a esto a lo que he llamado “marketing de contenidos tramposo”, a publicaciones vacuas que proliferan en la red y hacen marchitar mi maravilloso y valioso tiempo.

He decido aplicar mis conocimientos como profesional a mi yo consumidora, He elaborado una lista y aquí la comparto con vosotros.

Cómo sobrevivir al marketing de contenidos tramposo sin morir en el intento
  1. Nunca nunca nunca pinchar sobre un titular que empiece por “No creerás lo que sucede” “No creerás cómo reacciona”, porque nunca es tan sorprendente.
  2. No volver a caer en un post seductor pero absolutamente inútil que me dice “celebritys sin maquillaje” o “las fotos que las celebritys no querrían que vieses”. Ok, a todas nos encanta ver los defectos de los pivones del mundo para autoconsolarnos o para no sentirnos tan miserables por ese granillo que nos ha salido, o por esa molleja que nos hace el vaquero, pero ver esto no aporta nada a mi existencia.
  3. Prohibido perder el tiempo ni siquiera leyendo el titular de “para ver lo que sucede comparte este link”. ¿En serio? ¿Estamos tontos?
  4. Pensar antes de clickar si lo que estoy a punto de leer me interesa o no. Ayer clicke en “La asombrosa vida privada de Cristiano Ronaldo” y me juré que no volvería a pasar.
  5. Acordarme de todo esto cuando me pierda por internet.

Deja tú comentario

intalk.eu - ¡Este sitio web está a la venta! - intalk Recursos e información.